som refugiats colaboradores

POCAS PALABRAS SE PUEDEN AÑADIR AL MENSAJE DE PAZ Y SOLIDARIDAD QUE SE DIO EN ESTE ENCUENTRO DE PERSONAS QUE CREEN EN UN MUNDO MEJOR SIN GUERRAS Y SIN FRONTERAS.

El pasado 4 de Noviembre de 2017 se celebró en la Sala Multifuncional de Ciutadella “A MENORCA SOM REFUGIATS” un encuentro solidario para explicar y reivindicar la necesidad de ayudar a los millones de refugiados por conflictos bélicos y a la necesidad de evitar y parar esos conflictos, que solo benefician a los grandes capitales.

La realidad de nuestro planeta es que los intereses económicos de unos pocos, disfrazados de guerras étnicas, religiosas o cualquier excusa es buena para enfrentar a dos comunidades, permite venderles armas, ocupar un territorio y desestabilizar el mundo. Más medicina, más armas, más reconstrucción de los territorios, en definitiva más negocio a costa de la vida de millones de personas y el éxodo de otros millones que buscan una oportunidad de seguir viviendo con dignidad.

No son personas anónimas. Tienen nombres y apellidos, profesiones, familias, sueños, una historia de vida donde disfrutaban del bienestar del progreso y la felicidad de la paz. Pero de repente todo esto se vio frustrado y destruido por la decisión de otros seres humanos que tampoco son anónimos, con nombres y apellidos, profesiones, familia, sueños, pero con la capacidad de decidir la muerte, el éxodo y la destrucción de la vida de otras personas para mantener su estatus y calidad de vida.

Porque la injusticia de todo esto, la mayor de todas las injusticias es que los seres humanos que provocan estas guerras no son los que las padecen. Los inocentes que luchan cada día por un mundo mejor, son los que huyen del terror de la guerra. Los que pelean en nombre de sus gobiernos por seguir vivos también son las víctimas del poder y del no poder.

Porque no hay que olvidar que los poderosos están ahí porque de alguna manera lo permitimos y es ahí donde la unidad y la conciencia social debe empezar a trabajar en positivo y a crear la oportunidad de un mundo mejor. Tenemos que, con pequeños gestos cotidianos, decirles a esas Señores de la Guerra que basta ya de vivir a costa de la muerte; que nosotros haremos lo imposible para que la paz se imponga a la barbarie.

Acústic Menorca ha colaborado con su tecnología y equipo humano contra la guerra. Pequeños gestos que hacen cambiar las cosas y  permiten expresar otras formas de entender el mundo. Los artistas que han participado y el público que asistió demostraron que Menorca es sensible y entiende la gravedad de la situación y que desde aquí quiere contagiar, si se puede, a todo el que quiera ser víctima del virus de la Paz.

La No guerra es la solución, lo demás es tratar de poner parches y suavizar el sufrimiento de las personas. Con una sola conciencia que haya entendido el mensaje de solidaridad de A Menorca som refugiats, se puede considerar el encuentro como un éxito rotundo.

JUSTIFICA TU RESPUESTA.