Aniversario Suso, Marco, Larsson

Poder ver a Jóvenes promesas de la música con artistas ya consolidados, genera una extraña sensación de emoción y de esperanza.

Esperanza para el arte y los artistas que viven en Menorca, porque se ve como los grandes maestros crean escuela, los grandes alumnos se sienten de aquí y son grandes maestros.

Emoción porque cuando conectan y actúan juntos son capaces de crear maravillas, canciones que hemos escuchado en cualquier rincón de Menorca donde hubiera una guitarra, que en sus manos se transforman en verdaderas sinfonías.

Hemos podido disfrutar de dos grandes pianistas, Suso González y Marco Mezquida, que tocan cualquier cosa que lleve teclas y hacen que suene como si estuviéramos en el cielo.

De un guitarrista fuera de lo común que es capaz de hacer llorar la guitarra, Pere Arguinbau. Puedes escucharlo horas y horas y nunca llegas a cansarte. Compositor de una de las obras interpretadas “Contes”, bajista en algunos temas y complemento imprescindible para este gran momento. ->….

Cuando todo termina y ya solo te queda recoger el sonido, las luces y piensas como han podido ser capaces de hacer todo esto, “son unos genios, algo sobre humano”. Pero ellos te dicen desde su humildad humana que esto es trabajo, muchas horas de trabajo en algo que te apasiona.

Para que no fuera un banco de tres patas llegó la cuarta pata la pata de la danza. Joan Taltavull nos mostró lo que es ser un genio de la creatividad. Supo aprovechar los elementos que encontró, que no podían ser otros que periódicos, y fusionarlos con una melodía que representa la esencia de Menorca, “Mira el cel i escolta Vent”. Con sus movimientos nos trasladó a lo que estaba pasando en la calle, parecía que la Tramontana quería participar también de este aniversario.

! Un Éxito ¡, eso es lo que nos hace amar nuestro trabajo.