llumets 2017 luz

Llega la Navidad y se genera la duda de cuando hay hay que empezar a decorar las casas locales y fachadas. Algunos dicen que la navidad empieza cuando Pone las luces “El Corte Inglés”. Pero como en Menorca no tenemos, por eso llegan els llumets que nos traen la luz de la Navidad a la isla.

Aunque la mayoría los conocéis vamos a presentarlos al resto del mundo y a los niños más pequeños que todavía no los han visto. Els llumets no siempre fueron buenos y luminosos. Los habitantes de Maó los conocían como els Grisets porque iban vestidos con ropas grises y no eran precisamente del agrado de la gente

Eran muy revoltosos y se dedicaban a fastidiar y hacer la vida imposible a los pescadores. Unos dicen que vivían en la isla del rey otros en la illa den Colom. El caso es que hubo un año en el que por el mal tiempo no pudo llegar al puerto de Maó el barco que traía el aceite para el alumbrado público de la época.

En aquellos tiempos aún no existía la bonita electricidad que canta el himno de Maó. El caso es que la ciudad estaba a oscuras y  los niños y mayores muy tristes por no poder iluminar la Navidad. No se sabe bien si fue porque era Navidad o porque tenía que pasar, el caso es que explotó una estrella en el universo llenando el mundo entero de polvo de estrellas, y parte de ese polvo cayó sobre nuestros amigos los Grisets.

Por arte de magia, el polvo de estrellas hizo que sus ropas tuvieran vivos colores y que, desde ese momento, todo lo que tocaban lo transformaban en luz. Después de esta experiencia tan colorida los Grisets se dieron cuenta de que solo ellos tenían este polvo de estrellas y vieron como la ciudad de Maó continuaba a oscuras.

Decidieron ir a visitar la ciudad con sus nuevos vestidos, y nada más tocar el muelle del puerto se encendieron todas las luces del paseo y las de las barcas que estaban amarradas. Conforme iban subiendo a la ciudad se repetía el mismo fenómeno y como les gustaba saltar por los tejados, iban encendiendo las luces de las casas que tocaban.

Los vecinos emocionados salieron a la calle gritando-¡los grisets los grisets!- y una niña que estaba asombrada de tanta luz dijo los “Llumets” y el resto de la gente se contagió de tanta alegría y acabaron por llamarlos los Llumets. Y así hasta nuestros días en los que cada año acudimos a la cita obligada de encender las luces de Navidad.

Esta historia, entre cierta y verdadera, ocurrió más o menos como se resume, aunque seguro que alguien puede mejorarla.

Que este año no te pìlle el 6 de Diciembre sin las luces de tu casa o tu negocio preparadas . Si no has tenido tiempo de pensar en esto nosotros te podemos ayudar. Para que esta Navidad luzca como ninguna.

Desde Acústic Menorca os deseamos una feliz Navidad y celebraremos juntos algunos de los momentos musicales de las fiestas. LLevando luz ahí donde está el arte, el Amor y la ilusión.

Otro año que se marcha, otro año que empieza. Agradecemos cada instante vivido y el haber podido llevar la felicidad a vuestros corazones en esos MOMENTOS únicos y especiales que permanecerán en el recuerdo. GRACIAS POR ELEGIRNOS.